miércoles, 16 de mayo de 2012

Nuevo libro de Ángel Almazán: Guía templaria de Guadalajara



Ángel Almazán de Gracia, prolífico escritor e investigador, acaba de publicar un libro que, auguro, tendrá una excelente acogida para todos aquellos interesados en la Orden del Temple en general, y un entrañable regusto propio para aquéllos interesados que, siendo o viviendo en Guadalajara vean otro atractivo de gran interés relacionado con su provincia.
Para la presente edición, Ángel -a quien tengo el grato placer de conocer personalmente y a quien agradezco profundamente el detalle del ejemplar que ha tenido a bien enviarme- cuenta como prologuista a una persona, Antonio Herrera Casado, cuyo amplio conocimiento de la provincia nos ha provisto, a los que venimos detrás, de numerosa información, detalles y alicientes, como para emprender la apasionante aventura de descubrir tantas maravillas bajo la autorizada tutela de su guía. Como me veo incapaz de superar ese espléndido prólogo a que hago referencia, con su permiso, y a modo de encarecida recomendación de la obra, expongo aquí parte de unas afirmaciones que, estoy seguro, no defraudarán a los posibles lectores:

'Hay miles de viajeros, andarines, gentes de macuto y guía, de cuaderno de notas y Nilon digital, que cada semana, cada primavera, cada día incluso, se echan a los caminos de España a descubrir sus maravillas recónditas, a rebuscar sus perdidas leyendas, y en algunos casos a escudriñar ruinas, signos y memorias relatadas. La leyenda de los templarios, de los que ahora hace justamente setecientos años que fueron disueltos como Orden y como conjunto humano, ha seguido viva y despertando el interés de esos viajeros, de los estudiosos, de los que quieren saber más, como ellos lo hicieron en sus viejos siglos. En ayuda de todos viene esta "Guía templaria de Guadalajara". En la que hay historia, hay descripción de edificios y símbolos, y hay sobre todo, elocuente y bien trazada, disertación de la sabiduría esotérica del medievo. Una mezcla apasionante que no le va a defraudar al lector. Que le va a animar, espero, a echarse al camino y buscar de nuevo esas huellas templarias tan escondidas'.
[Antonio Herrera Casado]

¡Enhorabuena, Ángel!.

4 comentarios:

Angel Almazán dijo...

Es un libro que me ha dejado satisfecho en muchos sentidos. Una obra que no tenía previsto escribir, pero que no supe decirle no al editor y prologuista cuando me lo pidió a finales de enero... Ojala hubiera una guía templaria en cada provincia, caramba...

juancar347 dijo...

Bueno, Ángel, creo que todos agradeceremos la iniciativa del editor, al conseguir hacerte compartir unos datos tan interesantes. Con respecto a que ojalá cada provincia tuviera su correspondiente guía templaria, no sé, yo creo que todo se andará, aunque en algunas sea muy complicado y espinoso situar a nuestros escurridizos fratres. Un abrazo

Antonio Herrera Casado dijo...

El trabajo de Angel Almazán ha sido clave en este paso. Un ejercicio de introspección sobre lo que él conoce, y una puerta abierta ara conocer la huella templaria en una zona, Guadalajara, que fue siempre eje y paso de las Castillas y las Españas. Gracias por vuestros comentairos y palabras.

juancar347 dijo...

Antonio, en la parte que a mí respecta, no he dicho nada que no sienta. Tu labor, de la que conozco una buena parte, es realmente extraordinaria y gracias a ella, he podido adentrarme en numerosos lugares interesantes de la provincia y profundizar en mis indagaciones. Por esa labor, de nuevo, gracias. Y en cuanto a Ángel, no añado más; nos conocemos personalmente y él sabe perfectamente que su ardua labor constituyó también todo un estímulo para este enamorado de Soria. Un abrazo