viernes, 7 de mayo de 2010

Uncastillo: Iglesia de San Juan


Resulta en parte sobrecogedor, observarla en una de las partes más altas de este monumental pueblo Cincovillense de Uncastillo, semejando un águila oteando el horizonte, con esa eterna cualidad inherente siempre a la piedra. Como en numerosos lugares de nuestra fascinante geografía peninsular, sobre ésta iglesia de San Juan recaen, cual herencia maldita llevada por el viento, sospechas de pertenencia a una orden de caballería, religiosa y militar que, denominada del Temple -en relación al Templo de Salomón- fue especialmente poderosa en el Reino de Aragón.
Austera en su exterior -sobre la posible ornamentación del tímpano de su pórtico principal de entrada, tengo la impresión, puede que equivocada, lo reconozco, que tal vez repose su sueño eterno en alguna fría sala de museo- dicen los historiadores sobre este templo del siglo XII que, dado que se levantaba sobre un promontorio, fuera de las murallas, posiblemente constituyera parte de la primera línea de defensa de la Villa. Lo cual, hasta cierto punto, entroncaría, siquiera fuera circunstancialmente, con la pertenencia a esta orden de monjes guerreros.


2 comentarios:

KALMA dijo...

Hola!
Uncastillo, creo que te he dicho varias veces que es mi favorita de las 5 villas, junto a Sos (aunque su riqueza románica sea escasa). La iglesia de San Juan sencilla, proporcionada e ¿Adivinas que me gusta más de ella? La necrópolis sobre la que se costruyó, es una maravilla, la cantidad de tumbas talladas en la roca. Me has traido al presente, un sitio del pasado, jjj. Un abrazo.

juancar347 dijo...

Hola, Bruja. Sí, me lo comentaste. En realidad, es un pueblo que me gustó mucho, aunque no tuve la ocasión de saborearlo bien saboreado. Esta iglesia, aparte de su presunción del Temple, me pareció genuinamente curiosa. Además, se tienen unas vistas impresionantes, sobre todo al atardecer. Las tumbas excavadas en la roca, producen también escalofríos. Había estado lloviendo y en sus molduras antropomorfas el agua formaba charquitos. Dicen que había mujeres, hombres y niños...Me alegro que te haya gustado. Un abrazo