lunes, 7 de octubre de 2013

Un pedazo de cielo en la tierra: la iglesia de la Vera Cruz


En realidad, podría ser parte, comparativamente hablando y por odioso que esto resulte a veces, del entretenimiento visual con el que antiguamente nos gratificaban en los cines, poniendo esos anuncios interminables entre película y película, en aquéllos tiempos felices en los que ponían dos por el precio de una. Con la salvedad, de que a diferencia de éstos, la iglesia segoviana de la Vera Cruz es algo más que un simple ínterin para amenizar una espera. Es una auténtica porción de Cielo plantada en solitario, a las afueras de la ciudad, como un baluarte a la Belleza y la Perfección. Siempre ha sido uno de mis lugares favoritos, y recuerdo que este verano, mientras preparaba los pormenores de mi viaje a Galicia, sentí unos deseos irreprimibles de acercarme hasta allí y gozar en solitario de tan inconmensurable Obra de Arte. No me voy a extender más de la cuenta, porque tampoco tendría demasiado sentido, volver a considerar lo que tantas veces se ha dicho. Simplemente me dejo llevar por el sentimiento y mientras preparo algunos de los lugares, reconocida o supuestamente de origen templario de esa brumosa y mágica tierra celta, os animo a dejaros llevar por la ilusión de las imágenes. Si, como dicen, una imagen vale más que mil palabras, éstas se multiplican por diez cuando de la Vera Cruz se trata.

video

4 comentarios:

KALMA dijo...

Hola Juan Carlos! Una gran entrada en como dices un pedacito de cielo en la tierra, de los templos más mágicos que conozco, su interior, el que tan bien reflejas en las fotos, su aura divina, tan distinta como especial ¡Me encanta! Y observarlo desde el Parador de Segovia, a las afueras, casi en soledad ¡Qué bonita la Vera Cruz!
Un beso.

juancar347 dijo...

Hola, bruja. Me alegra que te guste, aunque sé de sobra que conoces el lugar y todos sus vericuetos desde hace mucho tiempo. Supongo que estaría de más decir que se trata de un templo fascinante, porque eso es algo que salta a la vista. Te contaré un pequeño secreto, que no creo que conozca mucha gente: ¿sabías que en Tierra Santa, en el castillo Pélerin, había dos ermitas románicas y una de ellas exactamente igual a ésta de la Vera Cruz, aunque sin los tres ábsides añadidos?. Pero guárdame el secreto, porque de cara a la galería tenemos que aceptar 'pulpo como animal de compañía'. Un fuerte abrazo

Baruk dijo...

Yo también guardo buenos recuerdos de esta iglesia, con el cariño añadido que fue escenario de uno de los más divertidos encuentros que tuvimos.

Enigmática sin duda, y ahora que has contado ese pequeño secreto del castillo de Pélerin (Peregrin?), aún más.

Bsines

juancar347 dijo...

Te ha gustado el secretillo, eh?. Si mal no recuerdo, fue en Segovia donde nos conocimos personalmente, y fue aquí, en el interior de esta joya arquitectónica, donde Rafael nos ilustró muy cumplidamente. Eso hace, desde luego, que todavía la considere mucho más especial. Un abrazo